Mujer llevando un look para la primavera 2024 con una camiseta blanca.

Los looks de primavera-verano 2024 vienen cargados posibilidades y oportunidades. Nuevas siluetas, tonos inesperados, prints arriesgados: todo convergiendo en una celebración del estilo y la personalidad. Nuestra guía sobre las tendencias de esta temporada es un viaje al corazón de la moda contemporánea, en la que exploramos territorios inéditos y abordamos en profundidad qué se lleva esta primavera, ¡no te la pierdas!

Primera tendencia: deportes de altura

Pisa el acelerador y gana la partida de la moda con esta interpretación sofisticada de la ropa deportiva. La prenda más valiosa de esta temporada es, sin duda, la chaqueta de piloto, que te llevará lejos (estilísticamente hablando). Es toda una declaración de intenciones en sí misma, pero también es sorprendentemente fácil de combinar con piezas entalladas u otros elementos de este universo atlético, como los shorts deportivos.

Segunda tendencia de primavera-verano 2024: la oficina de los 90, reinterpretada

¡Haz sitio para el gris! Esta temporada trae consigo un aire intelectual, inspirándose en los outfits de oficina más noventeros. Esta década en concreto vuelve para redefinir las reglas de la ropa más formal, incorporándola también a nuestro día a día. ¿Cómo llevamos esta tendencia de primavera? Prueba con total looks en este elegante tono gris, o mezcla proporciones con un toque práctico. Por último, diluye las formalidades añadiendo los accesorios adecuados: minibolsos contemporáneos, sandalias de tacón minimalistas o maxigafas de sol.

Mujer usando una americana gris y unos pantalones de cuero.

Tercera tendencia: frescura neutra

La primavera es el momento de abrazar la serenidad... Al menos en lo que al estilismo se refiere. Vestirse exclusivamente de beige, crema y blanco tiene un encanto especial y estás a un paso de descubrirlo. Una paleta neutra que desprende sencillez y nos invita a renovar los básicos de armario, impregnándolos de un aire actual. Para muestra, te proponemos este conjunto: una camisa de lino fluida a juego con unos pantalones cargo relajados.

Cuarta tendencia: oda grunge a la sencillez

Tu armario no estaría completo esta temporada sin esa versátil camisa de cuadros oversized que puedes llevar sin esfuerzo en cualquier ocasión y lugar. Es el momento de rememorar ese espíritu despreocupado y con actitud, característico del lado más grunge de los inicios de Tumblr. En esta tendencia de primavera-verano 2024, la clave reside en mantener una actitud relajada hacia las capas. Para ello, combina la ya mencionada camisa de cuadros con unos vaqueros desgastados (cuanto más usados, mejor) y un bolso shopper en el que quepan todos tus imprescindibles.

En los outfits de primavera 2024 recuperamos los símbolos estilísticos más identificativos del estilo grunge para otorgarles una nueva lectura influenciada por los códigos estéticos contemporáneos. En concreto, nuestra interpretación toma su vertiente más dosmilera como punto de partida para dar vida a una propuesta que fusiona su lado más rompedor con detalles cargados de feminidad. No pueden faltar, por supuesto, los estampados de cuadros, las rayas anchas, las prendas desgastadas y las superposiciones. Ahora, aderezados con el toque romántico de vestidos fluidos, faldas asimétricas, flores y tonalidades suaves que consiguen un matiz sofisticado y de actualidad al que resulta imposible resistirse esta temporada.

Quinta tendencia: cowboycore

Sumérgete en la vastedad del viejo oeste con la quinta tendencia primaveral bajo el brazo: el cowboycore. Esta tendencia rescata el espíritu audaz y aventurero de la moda vaquera, introduciéndola con fuerza en el armario contemporáneo.

La esencia del estilo cowboy se encuentra en la autenticidad del denim. Un par de jeans oscuros, de corte recto y talle alto, son la base perfecta para cualquier look de estilo cowboy. El secreto reside en agregar piezas clave que destaquen el aura vaquera, como una camisa de cuadros con un nudo en la cintura, o un chaleco de piel para un extra de originalidad.

El secreto reside en agregar piezas clave que destaquen el aura vaquera, como una camisa de cuadros o un chaleco de piel.

Mujer llevando un look de primavera con botas cowboy.

Sexta tendencia de la primavera 2024: el animal print

La feroz y enérgica belleza de la fauna salvaje invade los outfits de primavera en 2024, dando vida a la sexta tendencia: el animal print. Este estampado, lejos de ser una novedad, ha demostrado su resistencia al paso del tiempo, reinventándose temporada tras temporada.

El secreto del animal print radica en su versatilidad. Una blusa de leopardo puede convertirse en el centro de atención de un outfit casual, mientras que una falda de cebra puede inyectar un toque audaz a un look de primavera más sobrio.

Desde los estampados exóticos de serpiente hasta los eternos lunares de la jirafa, el animal print ofrece un universo de posibilidades. Combinarlo con tonos neutros permite que el estampado brille con luz propia, mientras que mezclarlo con colores vibrantes puede resultar en un conjunto lleno de energía y carácter.

Chica llevando un look de primavera 2024 con una camiseta de estampado animal print.

Séptima tendencia: todo al oversize

Adéntrate en la confianza y el confort que trae consigo la séptima tendencia de la primavera 2024: el estilo oversize. Esta propuesta de moda desafía los estereotipos de la silueta ajustada, abrazando la libertad de movimiento y la comodidad sin comprometer la sofisticación y el estilo. El oversize es un territorio de moda lleno de oportunidades. Desde los abrigos amplios que envuelven la figura como una nube, hasta los pantalones de pinzas sueltos que permiten flotar con cada paso, cada prenda oversize es una declaración de intenciones. Resulta en un look primaveral minimalista pero impactante, ideal para aquellas que deseen destacar con sencillez y autenticidad.

Octava tendencia: sastrería en tonos pastel

Pensar en los looks para esta primavera 2024 es pensar en paletas de color suaves que aporten luz al conjunto, incluso en prendas que no esperarías. En este caso, los trajes ganan en vitalidad y estilo a través de tonos lavanda, azul bebé o verde menta, perfectos para acompañarte a la oficina e incluso en una futura ocasión especial.

Novena tendencia: la hora del trench

Era cuestión de tiempo que volviera, ¿verdad? Pero, aunque la tradicional gabardina camel nunca pasará de moda, 2024 también nos aporta otras opciones que explorar con tejidos como el denim o siluetas mucho más relajadas.

La moda de esta temporada nos invita a explorar, a atrevernos y a redescubrir nuestra propia identidad estilística. En definitiva, las tendencias de primavera-verano 2024 son un emocionante viaje a la novedad, una danza de colores, texturas y estilos que redefine el panorama de la moda contemporánea. ¿Te atreves a probarlas?