Lo que más ansían de la vuelta al cole es que suene la campana para reencontrarse con sus amigos en su lugar preferido.
El patio se convierte en su territorio, donde compartirán un nuevo año de historias, risas, juegos... ¡y ricos almuerzos!